Qué es la basuraleza y cómo combatirla

Hoy en día, como sociedad nos estamos enfrentando a un nuevo reto sobre los desechos. Y algunos especialistas han nombrado a esta nueva forma de residuos, basuraleza.

Un nuevo concepto que está perturbando los ciclos naturales de los hábitats. Es decir, la basuraleza es el origen de la destrucción y contaminación de los ecosistemas.

Un término abreviado que procede de la unión desafortunada de basura y naturaleza. Y representa la contaminación que el hombre produce y abandona de forma irresponsable en el medioambiente.

Este desastre se ha venido desarrollando de forma silenciosa ante la mirada pasiva de unos y otros. Por lo tanto, como especie debemos dar un giro radical a la manera en que tratamos a los desperdicios.

Debemos reciclar, reutilizar y reducir; usar otros materiales como plásticos, derivados del almidón, del papel o de otras fibras vegetales. Debemos empezar a vivir de otra manera.

¿Qué es la bazuraleza?

El proyecto libera define como basuraleza a todos aquellos desperdicios que se producen por causa del ser humano y se dejan en entornos naturales.

Muchos de ellos llegan a ser sumamente contaminantes para la vida silvestre de esos ecosistemas. De esta manera se considera un impacto grave y un problema medioambiental que afecta a la mayoría de países.

Sin contar con la larga duración temporal en la que se desarrolla todo ese daño. En ocasiones siglos. Pero dichos daños pueden encadenar otras consecuencias más devastadoras. Como un efecto dominó.

Consecuencias de la basuraleza

La contaminación ambiental produce todo tipo de micro residuos durante su deterioro. Aunque hay mucho tipos de residuos y, por lo tanto, muchas consecuencias diferentes por cada uno.

  • Algunos restos cambian las composiciones químicas de los suelos. Esto sucede porque sueltan sustancias que son dañinas y afectan a la flora, la fauna y a todo ser vivo de manera negativa.
  • La acumulación constante de desechos congestiona los desagües. Estos suele ser muy comunes en zonas con alta densidad de población humana, lo que se traduce en inundaciones. Además de gastos económicos derivados y otros problemas en las canalizaciones.
  • De igual manera, los desechos sólidos causan un impacto negativo en el área estética. Causan degeneración en los paisajes tanto naturales como urbanos, así como peligros de incendio y de podredumbre del suelo.

Ecosistemas que sufren por impacto de la basuraleza

Los dos principales ecosistemas que sufren las consecuencias son los siguientes:

1.    Medios acuáticos

Todas los especies acuáticas se están viendo afectadas por un nuevo tipo de contaminación llamado microplásticos. Estos microorganismos se hayan a menudo en los estómagos de los peces.

Incluso se han encontrado dentro del organismo de muchos humanos. Por lo que estamos ante un tipo de contaminación que nos afecta a todos los niveles.

También siguen sobresaliendo los plásticos regulares que, en muchos casos, afectan a los animales.

Algunos de ellos confunden bolsas plásticas con alimentos y mueren. O simplemente se enredan entre los desechos y tienen muertes precoces, malformaciones y otros problemas.

2.    Medios terrestres

En medios terrestres, como bosques, selvas y praderas, pueden causar graves estragos. Por ejemplo incendios espontáneos en los cuerpos forestales.

Algunos de ellos provocados por colillas o pedazos de cristales que, del mismo modo, amplificando los rayos del sol, producen fuego.

No obstante, la cantidad de bolsas plásticas dejadas en esos ambientes pueden tener efectos en el equilibrio habitual. Ya que cambian la composición química y hacen estragos en los suelos.

¿Cómo solucionamos este problema ambiental?

Como seres humanos hemos demostrado un gran talento para modificar nuestro entorno. Algo que se ha venido evidenciando a través de la historia.

Pero no hemos estudiado las futuras secuelas de dichas acciones. A consecuencia de esta problemática se han precipitado resultados nefastos como la extinción de especies o el cambio climático.

Por tanto, algunas de las soluciones de las que deberíamos contemplar son sustituir los plásticos tradicionales por algunas opciones ecológicas.

Opciones como los plásticos reciclados y las bolsas de papel sostenibles ayudaría a parar el impacto de nuestros desechos. Muchas de ellas avaladas por las nuevas normativas establecidas para frenar y solucionar esta terrible realidad.

Cambiar botellas de plástico por reutilizables. Otro detalle que podría evitar que miles de envases siguieran llenando parajes naturales y océanos.

Y, sobre todo, una conciencia global de nuestra fragilidad como especie. Así como nuestra dependencia vital hacia el medio que nos rodea. Lo que sin duda debería despertar el instinto de respeto y protección ¿lo crees así?