Ventajas de un embalaje comprometido con el medioambiente

Escoger un embalaje acorde con unos valores comprometidos tiene ventajas. Y es que no cabe ninguna duda de la importancia que le damos al medioambiente y su protección.

Ya no solo por las basuras en general o los plásticos en particular, sino porque empezamos a vislumbrar ciertos efectos negativos. Por eso su cuidado y compromiso social son tan importantes.

Así, nuestro mundo de “usar y tirar” lleva décadas perjudicando nuestro entorno y principal sustento vital. Por eso desmarcarse es casi una obligación. Pero además nos ofrece ciertas ventajas.

Conviértete en una empresa ecofriendly

Hoy en día existen diferentes clasificaciones públicas que los usuarios pueden consultar en cualquier momento. Entre ellas se encuentran las empresas que emplean animales para investigación; las que más agua dulce consumen (o despilfarran) y las que más contaminan.

Por otro lado, también existen otras listas de las empresas más ecofriendly o comprometidas con el medio. Y aparecer en alguno de estos ránking es muy positivo para el negocio. Además de atraer a más consumidores hasta tus productos.

Las personas más comprometidas te van a ver como la mejor alternativa de consumo y eso, sin duda, es una gran ventaja.

Ahorras dinero y ahorras problemas

Emplear embalajes o envases de plástico reciclado también supone un ahorro interesante. Ya que este tipo de materiales son más económicos y no están penalizados con el nuevo impuesto al plástico que se lleva aplicando desde principios de 2021.

Por otro lado, supone la reutilización de los recursos plásticos liberados al medio. Es decir, una contribución significativa a la economía circular y el aprovechamiento de las basuras. De esta forma reducimos los desperdicios.

¿Habías oído eso de que la materia ni se crea ni se destruye, solo se transforma? Pues el reciclaje es la manera de dotar de sentido esta afirmación. Además de un trabajo activo por la reducción de basuras.

Piensa que en nuestro país estamos generando más de 480 kilos de residuos por persona al año. Y es una cifra que no ha dejado de crecer. ¡Vamos a ver si revertimos esta costumbre!

El plástico reciclado y el cartón son nuestros materiales favoritos

En cuanto al plástico reciclado podemos afirmar que los contenedores amarillos están haciendo su función. Lo que significa que es buen momento para darte las gracias por tu implicación en todo esto y la responsabilidad con la que los estás usando. ¡gracias, muchas gracias!

Actualmente, casi la totalidad de los plásticos depositados en dichos contenedores se pueden reutilizar ¿no es fantástico? Por lo que estamos en el buen camino y esto amigo mío, supone una ventaja para todos ¡incluso para los que todavía se resisten a emplearlos!

Por otro lado, el cartón es un material 100 % reciclable y fácilmente biodegradable. Otra razón para emplearlo en embalajes y packaging industriales o empresariales. La ventaja principal es sin duda la reducción en el uso de materiales desechables.

Por eso, empleando embalajes como estos estarás haciendo una gran labor social.

Y no pienses que estos materiales afectarán a la calidad del producto porque no es así. Ni los plásticos ni los cartones procedentes de reciclado pierden duración o resistencia ¡puedes estar tranquilo!

Un buen posicionamiento, mejores precios y ¡más tranquilidad!

Tener el convencimiento de que estás haciendo las cosas bien es una gran tranquilidad. Supone una ventaja siempre que hay alguna auditoría o inspección a la vista. Pero nada como esa tranquilidad de saber que estás contribuyendo para tener un entorno mejor.

Es decir, tu reputación empresarial gozará de buena salud.

Dispondrás de un embalaje más económico e igual de funcional.

Contribuirás a reducir los desperdicios emitidos.

Estarás ahorrando energía de fabricación, materias primas, agua y emisiones de gases. Por lo tanto, también estarás reduciendo la contaminación.

Y contribuirás a generar más empleo.

A todo esto podemos añadir el hecho de que manipular plásticos reciclados es prácticamente inocuo. Lo que significa que los operarios que están directamente en contacto con estos materiales no se ven afectados por problemas derivados.

Como ves, son muchas las ventajas de escoger embalajes comprometidos con el medioambiente. Y todas ellas, de una u otra forma, van a procurar un beneficio para tu empresa, ya sea directo o indirecto. Entonces ¿a qué esperas?